Logo2_PNG-252x300.png

Proviene del verbo italiano “puesto bajo presión”, sin embargo, también se le relaciona al término “express” que traduce “con rapidez”, de cualquier modo “expresso” se asocia al proceso de pasar agua caliente bajo presión de manera rápida, proceso que ocurre entre veinte a treinta segundos, y cuyo resultado final es la base para la preparación de varias bebidas con café.
Los primeros intentos de automatizar la producción de bebidas calientes de café fueron a principios del siglo XX en Italia, estas máquinas funcionaban con vapor, forzando el paso del agua vaporizada a través de un filtro y de esta manera se producía un café sin crema y amargo.




Achille Gaggia tiempo después de la II guerra mundial, recibió la patente de la primera máquina con pistón de leva la cual generaba la presión ideal para hacer pasar el agua por medio del café, descartando de esta manera la necesidad de sobrecalentar la máquina para lograr un espresso, desde entonces se produce el espresso tal cual como le conocemos incluyendo la crema.

Fue tal el aporte de Achille Gaggia al arte de hacer café que las máquinas evolucionaron a tal punto que actualmente operan automáticamente, cuentan con sistemas eléctricos que dispensan las cantidades de agua ideales para un espresso lungo (largo) o un espresso ristretto (corto).

¿QUÉ BEBIDAS SE PUEDEN PREPARAR A PARTIR DE UN ESPRESSO?

El espresso es la base para preparar bebidas tales como:

  • Espresso con panna: Es un espresso al cual se le agrega una delgada capa de crema chantilly.
  • Cappuccino: Es un espresso mezclado con leche espumada y de buena textura al estilo italiano, al cual se le agrega una ligera capa de espuma y en la parte superior se adornada con una ligera capa de canela.  
  • Moccaccino: Es un espresso mezclado con leche de buena textura al cual se le agrega un toque de chocolate líquido, que endulza la bebida y da buen aroma.